PARA MI MADRE.-

7 mayo 2017 at 11:51 am (Personal)


Hola Mamá, hoy es el día de tu santo, como madre y quiero felicitarte aunque sé que estás muy lejos, allá en las estrellas del firmamento de la memoria, y es raro que no pase un día, como en un flash, como una foto, apareces en mi mente.
Estado tan lejos, sé que estás pendiente de todo, aunque no hables, pero miras y te enteras de todo. Como sabrás, lo habrás visto, seguro, que después de marcharte Tú, Papá quedo como un barco a la deriva, que no tenía consuelo. Yo acudía de vez en cuando con el poco tiempo que disponía, un rato y charlábamos, y luego me marchaba a casa, pues como también sabes lo que me pasó.
Papá, desde que entraste en el hospital, operaciones viajes, entró en una espiral de tristeza muy grande que se fue acentuando, con el paso del tiempo, donde los recuerdos también hacía mella en su cuerpo, que se tiraba en un rincón del comedor, de pié horas, como esperándote que aparecieras por la puerta.
También le martirizó mucho que, cuando la guerra española, un hermano suyo se pasó a los Maquis (guerrilla antifranquista), que operaba en los montes cercanos, y que furtivamente, apareció en varias ocasiones por la casa a por comida mantas y medicinas, si las había, y tú mamá lo viste, y como ser humano ayudaste.
Pero algún vecino, avisó a la policía, y una noche se presentaron tres tipos de gabardina y sombrero de ala ancha, (policía secreta), preguntándole a mi padre si algún familiar les visitaba por la noche, mi padre dijo que no. Vinieron dos veces más, y…le dijo a mi padre que dónde se ocultaba su hermano, mi padre se negaba hasta que…..uno de ellos sacó una pistola y se la puso en la cabeza a mi madre ¿no, es verdad Mamá ¿?.. y dijo “ Si no me dices donde se oculta tú hermano, primero mato a tú mujer, después a tú hija mayor y el último te mato atí “.
La decisión fue terrible ¿No Mamá?. Papá como bien sabes, accedió, no había otra manera, o todos muertos. Este episodio junto con tú pérdida Mamá, le hundió mucho más y estándo en Pamplona, a casi 1000 Kms de casa, a las cuatro de la mañana, me llamó Manuel, tú hijo, diciéndome que había fallecido. No pude estar con él en el último momento, pues como sabrás, “tenía un trabajo y un deber que hacer, muy duro, pero yo no podía delegar en nadie, ya lo sabes Mamá de que se trató.
Me despido Mamá, si cabe te quiero más cada día, y hago pequeñas cosas, siempre en Tú nombre, por la vida que llevaste como madre y esposa. Tú hijo Juan con todo mi cariño. Adíos Mamá. Salu2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: