CATAS Y SEXO.- (Parte 1).-

15 mayo 2016 at 11:06 pm (50 cosas que)

acurrucados-2-300x200
No hace mucho tiempo, estando desplazado en Madrid, por motivos de trabajo, y después de un día intenso de reuniones, ya, con el Sol en el ocaso, por fin salimos a respirar aire diferente. Éramos tres compañeros, y la verdad que no sabíamos que hacer, pero uno de ellos, madrileño él, nos dio la sorpresa de que íbamos de Catas. Si, catas de unas bodegas muy famosas y…caras y allí nos reunimos, “nuevamente”, pero esta vez, más distendidos.
Estábamos sobre unas veinticinco personas, entre ellas, mujeres también, y por cierto muy entendidas en la materia. La cosa transcurrió de buen modo, en donde los expertos nos iban explicando las propiedades de estos manjares. Lo normal en estos casos, cuando te sirven copas, es no beberse todo el vino que te ponen, pues cuando llevas unas cuantas, no sabes si estás en unas catas, o comprando cabras en Abrucena.
Después del “recorrido”, pues se pasa a ver quién quiere alguna caja, de los caldos presentados, y charlitas casuales con el personal allí presente, y nos encontramos con la compañía de Madalena, Mada, para los amigos, Loli, y Marisa, enormemente simpáticas y “animadas” que empezamos a charlar de vinos y nos “corrimos” hacia el sexo, cosa que nos quedamos ciertamente sorprendidos por su sinceridad.
Decían:, ¡ Mira, quién manda en la cama, somos nosotras ¡, Si hay buen rollo, el tipo me gusta y es competente, la liamos parda, pero si el sujeto es un gilipuertas, le doy largas, con un par de movimientos de cadera y….hacer puñetas. La mayoría de los tíos no tienen ni pajolera idea de cómo hacerle correr a una mujer, y el primero que se “va” es él, por lo cual un desastre, comentaba Loli. La mayoría, la verdad, muy guapos, muy monos, pero Uff, sin embargo, una vez, un amigo, me hizo “sentir”, como nunca, pues me indicó, justo, cuando estábamos desnudos en la cama, en la postura del misionero, es decir, la normal, de momento nada del “helicóptero”, que yo acostada, antes de que él me penetrara, tener las piernas encogidas, con los pies pisando la cama, y las rodillas mirando hacia el techo. Y también, se le ponen las piernas a él encima de los hombros y es super excitante..¿ Qué tiene esta postura ¿ pues tiene que al meterme “ la varita mágica” alcanza más profundamente el tercer punto G, que tenemos las mujeres y es una “locura”, cosa que repetimos varias veces durante la noche……
La charla se puso muy “animada” y comentamos, nosotros, que “hay mucha tacañería” en las relaciones de pareja de tiempo. Al principio todo es de “cine” pero va pasando el tiempo, y cada vez, se hacen menos cosas atrevidas, o no, y No, se hace como antes. Estas relaciones amorosas se van ralentizando de una manera pasmosa, “como si no pasara nada”, y si pasa. La cantidad de gente que “está felizmente, casada o en pareja, y unos y otros tienen unos cuernos de Miúra”, por la dejadez, la falta de emociones y tratar que la vela no se apague, por falta de estímulos.
Marisa, también de acuerdo con sus amigas, pero hay que tener en cuenta, “como está el patio”, y a los tíos, les gusta mucho “cambiar”, bueno a nosotras también, cuando vemos que lo que tenemos, no nos satisface en todos los sentidos.

Por el contrario los hay, “que saben exactamente” que teclas tocar, para que nos sintamos princesas… Nos tocó el turno a

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: